Presoterapia con infrarrojos

Descripción

La presoterapia con infrarrojos se aplica con bombas de inflado. Este dispositivo tiene cinco cámaras separadas que se colocan en varias partes del cuerpo. De esta manera, mueven el flujo venoso y linfático para combatir la retención de líquidos, celulitis y las áreas con grasa localizada.

Cada sesión dura unos 30 minutos y es recomendable acudir una vez por semana durante ocho semanas.

Pide ya cita.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad